Todas las enfermedades pueden prevenirse. Ejemplos clásicos son el cáncer de pulmón y el infarto de miocardio en relación al hábito de fumar. Cuando no es posible la prevención es muy útil el diagnóstico precoz para minimizar sus consecuencias y simplificar el tratamiento. Prevención y diagnóstico precoz son, pues, los pilares de la medicina preventiva.

Las enfermedades de la boca no son una excepción, la odontología preventiva tiene como finalidad interponer barreras que interfieran en el desarrollo de las enfermedades bucodentales.

Los beneficios serán mayores cuanto antes pongamos en marcha un programa preventivo o más rápidamente detectemos la enfermedad. El primer paso para prevenir una enfermedad es conocerla y en este apartado haremos una breve descripción de las principales patologías de la boca y su prevención. La Odontología es una parte de la Medicina que estudia todo el sistema estomatognático, o sea la boca y todas las estructuras vecinas que se relacionan con ella.

 

Content Image
Content Image