La Endodoncia recibe el nombre de Tratamiento de Conducto. Es el proceso por el cual se remueve la pulpa infestada, dañada o muerta del diente. La pulpa contiene vasos sanguíneos y nervios, está dentro del diente y corre por la raíz dental.

La pulpa puede infestarse por una caries profunda o más raramente por problemas de encía. Hay que estar alerta cuando una pieza dental comienza a decolorarse o hay dolor que implique a varios dientes. No espere a que se produzcan dolores muy fuertes, los típicos nocturnos, al tomar una bebida muy fria o alguna infusión muy caliente. Su Odontólogo podrá en la mayoría de las veces, salvar el diente dañado.

Es muy importante tomar a tiempo el daño a piezas dentales, para que el tratamiento de conductos tenga el éxito esperado. El especialista es llamado endodoncista. En caso de dientes de “leche”, el profesional derivará el caso a un/a odontopediatra.

 

Content Image
Content Image