Es una tecnología basada en el uso de ultrasonidos que tiene multitud de aplicaciones en la medicina moderna.

En medicina estética, el HIFU se utiliza para realizar un procedimiento conocido como lifting sin cirugía (o ultralifting).

Con el HIFU Facial conseguimos alisar arrugas y pliegues, elevar y definir las áreas de los ojos o los labios, o corregir la flacidez del cuello.

 

 



Content Image